fbpx

El agua puede aumentar en un 20% el impacto de los rayos UV en los ojos

El reflejo de los rayos ultra violeta “rebota” sobre el agua aumentando su potencia en torno al 20%.

Estar cerca del agua sin las lentes de sol apropiadas puede generar problemas oculares tales como irritación, ojos rojos, lagrimeo excesivo, sensación de tener arena en los ojos, visión borrosa y hasta dolor en algunos casos.

Por eso desde NAIF recomendamos llevar siempre, cuando los días son soleados, gafas de sol cuando se está en la playa, piscina, en el pantano o paseando junto a un río. 

Muchas veces no las llevamos porque tenemos miedo a perderlas si se caen y se hunden.

Para eso hemos desarrollado las NAIF FLOATING, gafas de diseño super ligeras que ¡flotan!  

Además, en las NAIF FLOATING puedes personalizar la lente de sol que más se adapta a tus necesidades y gustos con la máxima protección.