fbpx

Ceguera de la montaña

¿No te ha pasado nunca que has ido a la montaña y has sentido escozor, irritación y dolor en los ojos? Esto puede ser ceguera de montaña o fotoqueratitis, una enfermedad que puedes y debes evitar.

Los síntomas son visión borrosa, conjuntivitis, pequeños espasmos oculares, hipersensibilidad a la luz y pérdida temporal de la vista (12 a 24 horas!). En casos agudos, puede provocar lagrimeo excesivo y fotofobia.

Según varias investigaciones, este problema ocular se asocia a la excesiva exposición de nuestros ojos a los rayos ultravioletas (UV) que en los lugares como las montañas o polos resultan amplificados por causa de la reflexión del sol en el hielo y la nieve.

Con unas lentes de sol polarizadas con protección UV 400 de categoría 3 o 4  y monturas con protectores laterales podrás evitar esta incómoda enfermedad y evitar que se compliquen tus días en la nieve.